Inicio madrid Dos individuos fueron descubiertos cerca del estadio Bernabéu con 138 carnés de...

Dos individuos fueron descubiertos cerca del estadio Bernabéu con 138 carnés de socios del Real Madrid que estaban utilizando para revender entradas

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Municipal de Madrid detuvieron el pasado sábado a dos hombres cerca del estadio Santiago Bernabéu que llevaban encima en su posesión 138 carnés de socios del Real Madrid con los que supuestamente revendían entradas, han confirmado a Europa Press fuentes policiales.

La intervención policial tuvo lugar alrededor de las 18:45 horas del sábado, tras observar a los sospechosos intercambiando una bolsa que contenía los carnés. La investigación realizada por la Unidad de Coordinación Judicial de la Policía Municipal reveló que estos carnés eran gestionados a través de páginas de reventa en Internet.

Estos individuos, empleados de una empresa de reventa, admitieron haber sido contratados para distribuir y posteriormente recoger los carnés en diversos hoteles y domicilios del distrito de Tetuán, cobrando tres euros por cada abono devuelto. Los carnés fueron confiscados por los agentes bajo sospecha de violar normativas contra la reventa de entradas.

Leer más:  Lobato considera a Zapatero como un ejemplo y orgullo para todos los socialistas

Los supuestos implicados, un español de 42 años y un venezolano de 43 años, se enfrentarán acciones legales por su participación en la reventa ilegal de entradas. El club blanco ha iniciado procedimientos disciplinarios contra los socios implicados por la reventa no autorizada de estos carnés, una falta considerada muy grave que podría resultar en la suspensión o pérdida permanente de su estatus de socio, ha publicado hoy el diario ‘El Mundo’.

- Te recomendamos -
Artículo anteriorLa Comunidad está elaborando una nueva ley que permitirá la transformación de oficinas en viviendas de alquiler para este año
Artículo siguienteMaroto urge a reforzar la prevención de riesgos laborales, destacándola como “la mejor terapia para prevenir muertes”